martes, 7 de mayo de 2013

Boxers puenting

¿Sabéis de esas cosas que ocurren por casualidad, sin pensarlo, sin planearlo? Sin duda muchas veces son de las mejores cosas que nos pueden suceder. Y en este caso, a pesar de lo absurdo del asunto, hacía tiempo que no nos reíamos tanto.

Lo que llega a hacer un par de cuerdas de 15 metros bien atadas, un poco de tiempo libre antes de las prácticas y las ganas de estudiar la gravedad. Juan, Rubén... os perdisteis una buena. Y el título de la entrada se lo debemos a un arquitecto, jódete Danié.

Pero bueno, dejemos tanta palabrería, y echa un vistazo al último vídeo aquí, en aBOHRridos:

Definitivamente nos sobraba tiempo tras el almuerzo, y por eso Rodri y Japy aprovecharon para comprar un par de cuerdas con las que tender. Y claro, tontería de que las cuerdas tengan quince metros, que si el asunto empezó por atar la cocina o saltar a la comba, poco a poco comenzamos a desvariar.

Juan y Rubén, con un examen de OBL esperándoles, se lo perdieron. Quedaron allí, en la casa, los mencionados Japy y Rodri junto a Dani y Mike. Y claro, las ideas del primero... y las ganas de estudiar la gravedad nos llevaron a lo siguiente...

Os dejamos el vídeo, orgullosos de que al fin Marina y Rodri aparezcan por estos lugares.



Si aún no lo imaginábais... eran unos boxer...¡Desde un octavo! Y esta es nuestra última experiencia con la gravedad, por ahora...
Es justo dejar escritas algunas de las frases que se pueden escuchar en poco más de un minuto de vídeo:

— Sa' quedao enganchao, ¡sa' quedao enganchao!
— ¡Boxers puenting!
— ¡No mires mi lefa!
— Que cosa más asquerosa...

1 comentario:

  1. La cara de tonto de Dani cuando agarra los calzoncillos xD

    ResponderEliminar